domingo, 3 de febrero de 2013

PAGANDO POR SEXO

Veo en un lugar de internet un comentario que dice: "Hombres de verdad no compran mujeres. El que paga por sexo financia la esclavitud de mujeres y niñas".
Posiblemente ya se ha comentado aquí sobre el tema, pero hay que hacerlo de nuevo.
Para no hablar idioteces como éstas hay que comenzar por pensar un poco. El que no piensa es quien dice estas estupideces que no tienen el más mínimo sentido.
Lo primero es saber que la sexualidad, como se ha dicho muchas veces, es una función fisiológica como cualquier otra y por lo tanto, cada quien tiene sus necesidades diferentes de ejercer la sexualidad. Hay que saber que cada quién tiene que ejercer su sexualidad como le dé la gana, siempre y cuando no se obligue o dañe a nadie.
Bien es cierto que hombres de verdad no compran mujeres, ni mujeres ni hombres, pues esto es, por supuesto, esclavitud, la cual fue abolida hace muchos años.
Otra cosa muy distinta es pagar por tener sexo, por esto no se es ni más ni menos hombre. Simplemente hay hombres que por el motivo que sea no tienen la posibilidad de tener sexo sin pagar y ante la necesidad de tenerlo pagan, lo mismo que hay mujeres que pagan a hombres para que las hagan sexo y a nadie se le ocurre decir que financian la esclavitud de hombres y niños.
A lo que aquí se refiere como esclavitud, es a la trata de blancas y esto es un secuestro, ademas de explotación y de forzar a una persona a hacer lo que no quiere y por lo tanto se debe castigar con todo el peso de la ley, pero nada tiene que ver con que una mujer y un hombre se pongan de acuerdo en tener sexo por un pago, esto es o debe ser, totlmente legítimo.
Si el sexo no estaría tan satanizado, posiblemente nadie o muy pocos, pagarían por tenerlo. Pues se podria pedir a cualquiera sin miedo a ser castigado, que es lo que sucede con esta idiotez de satanizarlo.
Es asombroso ver como en Estados Unidos por ejemplo, se venden armas para que cualquier pendejo mate a quien le da la gana y no pasa nada, sin embargo, si un político o el presidente tienen un amorío fuera del matrimonio, se arma un gran escándalo.
Cuando entenderemos que además de ser natural, el sexo es lo más maravilloso que puede existir y tan es así, que de relaciones sexuales venimos todos a este mundo.
Dicen por ahí y dicen bien: "Hagamos el amor y no la guerra"
 

viernes, 10 de septiembre de 2010

LA VIOLENCIA Y EL SEXO

Ha habido un hecho que considero injusto lo que me lleva a hacer este comentario.
Muchas veces me pregunto: ¿Por qué tan considerados con la violencia y tan críticos con el sexo?.
Si pensamos un poco y nos damos cuenta, veremos que la violencia es ya poco menos que algo natural. En las primeras planas de los diarios se escribe de muertos, en la televisión en todo momento y a todas horas se habla y se nos muestran imágenes de violencia, casi puede decirse que el contenido total de diversos progamas es o hay violencia. Bien en simples comentarios o en películas de todo tipo vemos muertos por todas partes y todo esto es natural.
El valor de la vida no existe y esto es lo que aprenden los pequeños, que al ser grandes, pueden matar a cualquiera como si tal cosa y es que desde niños se les enseña que la vida no tiene ningún valor.
Por el contrario, hablar de sexo es algo totalmente prohibido, salvo en altas horas de la noche o en algún canal de paga al que los niños no tengan acceso, Se condena todo lo relacionado con la sexualidad, la pornografía es un gran pecado que debe estar prohibida y cuanto menos se toque este tema mejor.
Ahora viene lo que no entiendo, ¿Cómo se puede permitir algo en verdad dañino y prohibir algo totalmente natural? Es algo que no entiendo.
La violencia, como indico y creo que todo el mundo estará de acuerdo, es malo, no debería existir y de seguro que todos los seres humanos viviríamos mejor. Por el contrario, el sexo es bueno, es lo más placentero de la vidada, no hace mal a nadie y es algo totalmente natural, luego entonces porque tratarlo como si sería lo peor de esta vida.
Ver una relación sexual en la televisión no debería ofender a nadie, ver un crimen, aunque sea en cine, debería ser censurado si pretendemos una sociedad justa, pero vemos que es al revés.
Y este comentario lo saco porque hace un mes o algo más, me di de alta en Adsense, este es un programa que mete publicidad en los blogs de Google. Publicidad que podrán ver, o hasta hace un rato se podía, en el blog.
Pues bien, ayer recibí una nota de Google diciendo que estoy violando los acuerdos para la publicidad, pues entre las normas prohibidas está el meter publicidad en se expresan ideas u objetos sobre sexualidad, como poe ejemplo la palabra condón.
Quise responderles pero no aceptan respuestas, así que aquí dejo mi comentario.
En primer lugar, yo no soy quien coloca la publicidad, es adsense, por lo tanto son ellos los que no deberían colocarla en este tema si ven que es prohibido.
Y en segundo, el blog es de sexualidad, no puedo hablar de dentríficos por ejemplo. Entiendo que Google tenga sus reglas y las acepto, pero me parece que ya no son tiempos para ser tan retrogradas y poner trabas al tema de la sexualidad, es cien mil veces peor el tema de la violencia y se habla sin el más mínimo escrúpulo. La sexualidad no hace mal a nadie, por el contrario, es algo natural y así hay que verla, por lo que no me queda de otra que seguir con mi blog de sexualidad.

lunes, 21 de junio de 2010

NUEVO NEGOCIO DEL SEXO

Ya hemos hablado en diversos artículos sobre el negocio de los sex chop o tiendas en donde venden artículos sexuales. Ahora vamos a hablar de algo relativamente nuevo en Madrid y que traía El diario El Universal el día de ayer 20 de junio del 2010.
El negocio del sexo al estilo Tupperware nació, según la firma, con el fin de acercar el erotismo y la sensualidad a las mujeres.
Fue un día cuando una mujer se compró una maleta roja y la llenó de artículos sexuales para ir por las casas asesorando sobre este tema a las mujeres. Así nació La Maleta Roja, empresa que se dedica a vender tipo Tupperware los artilúgios sexuales.
Un día, que por lo general son viernes o sábados, un grupo de mujeres se reunen en una casa o departamento y hasta allá llega un representante de la firma quien muestra como se utilizan los diferentes artículos.
Esto quita la vergüenza a las mujeres que por lo general no se atreven a asistir ellas solas a una tienda de éstas.
Ni que decir que ya en confianza, pues todas son amigas y por lo general la representante es una mujer, las damas se sienten en total libertad para platicar sobre el sexo y así comentarán por ejemplo sobre el tamaño del pene que tiene su esposo sin inhibiciones de nigín tipo.
Este sistema que se piensa pronto llegue a México, ha supuesto un gran negocio para la empresa de La Maleta Roja, a la vez que nos muestra que la mujer necesita un sexo libre al igual que el hombre.
Viene ahora mi duda o mi inquietud o cómo quiera llamarse.
Esto de emplear juguetes sexuales, sin duda que está bien, todo es válido, menos el abuso a terceros, para disfrutar del sexo. Hay mujeres que asisten a estas reuniones y compran los diferentes objetos, como son los vibradores, lencería, perfumes, etc. para usarlos con el esposo, pero de igual manera hay muchas que los adquieren para excitarses ellas solas por no tener pareja. Y es aquí en donde veo el fallo, si así se le puede llamar. ¿No es mejor para la mujer sola, el tener una pareja que el emplear estos productos? Me refiero, obviamente, a una pareja sin importar que sea estable o pasajera, pues considero que no hay nada como el tener un cuerpo real junto a uno o una, aunque por supuesto, se pueda añadir más placer con estos juguetes.
Si a la mujer le gusta el sexo como al hombre, llegando al caso de tener que emplear juguetes sexuales, porque no abrirse más al sexo y buscar una pareja, aunque sea provisional, para tener un disfrute total. Con esto quiero decir que la mujer debería buscar igualmente la relación sexual a cómo la busca el hombre, sin tener que esperar que éste dé el primer paso y tenga que hacer toda una labor de conquista, a lo que mucha veces no se atreve por miedo al rechazo.
Bienvenidos estos instrumentos sexuales y que ojalá sirvan en algún grado para traer más libertad sexual.

viernes, 11 de junio de 2010

OBJETO SEXUAL

Es frecuente escuchar decir a los mochos o comesantos que los promíscuos consideran a la mujer como un objeto: se toma, se disfruta se deja y ya.
Esta gente de lo que es incapaz es de pensar un poco. Si hablamos de objetos por la sexualidad y si nos ponemos a pensar, nos daremos cuenta que es todo lo contrario, es en la monogamia en donde en todo caso se toma a la mujer por objeto.
Decimos MI cartera, MI coche, Mi casa, MI traje, etc.etc. y por supuesto, MI... mujer o esposa. Es decir, ya es algo de mi propiedad. Como propiedad tiene totalmente prohibido no ya tener relaciones sexuales con otra persona sino hasta fijarse o hablar con alguien del sexo opuesto. Es aquí en donde la mujer se ha convertido en un objeto de la otra persona. No es que quiera criticar la monogamia y el matrimonio o la familia, todo ello merece respeto, simplemente si los mochos critícan la promiscuidad por ser considerada la mujer un objeto, se demuestra que más objeto lo es en ese matrimonio que nos marca la sociedad de los intrasigentes, pues es precisamente en esa promiscuidad en donde se respeta a la mujer. Es decir, si yo quiero tener relaciones con esa mujer y ella desea tenerlas conmigo, sin necesidad de estar casados, las tenemos libremente sin ataduras de ningún tipo, sin que por ello esté considerando a la mujer un objeto, simplemente ella me da el placer que yo deseo y yo le doy el placer que ella desea libremente, algo natural y que no denigra a nadie y escandaliza solamente a las mentes cortas.
Hay otra pregunta que me hago de continuo sobre esto de considerar un objeto a la mujer si se tiene relaciones sexuales con ella sin estar casados o ser pareja y esta pregunta es la siguiente: ¿Y la persona homoxesual promiscua? ¿Será un objeto sexual el hombre para otro hombre promiscuo o la mujer para su igual?
Hay que ir acabando con estos estúpidos mitos y hacer de la sexualidad lo que es, algo fisiológico y por lo tanto natural, pues es curioso, pero reprimir la sexualidad es vivir en un mundo de represión como está más que demostrado.
(foto de Terra)

jueves, 24 de diciembre de 2009

LAS BODAS GAYS



Gran escándalo se vive en la capital mexicana tras la aprobación de las bodas homosexuales y lo que es más grave para los mojigatos, la posibilidad de adoptar niños.

Entre los primeros en poner el grito en el cielo se encuentra, como es natural, nuestro ya conocido, el despreciable Jorge Serrano Limón, quien aparece en muchas ocasiones con un muñequito en la mano (foto) para simular un aborto.

Para este individuo retrogrado y fascista, el matrimonio entre homoxesuales no puede ser válido, ya que entre ellos no existe el amor verdadero.

Y surge la pregunta ¿Acaso este individuo ha probado con los dos sexos y se ha dado cuenta que no puede amar lo mismo a un hombre que a una mujer? En verdad no se entiende si de plano es idiota o si su fanatismo le tiene el cerebro cerrado por completo.

Voy a aclarar que soy completamente heteroxesual y nada hay en mi opinión más hermoso que las mujeres, que incluso si me resulta raro el que un hombre pueda estar con otro como pareja, algo que no comprendo muy bien, sin embargo, lo tengo por demás claro, que si a un hombre le gusta otro, o a una mujer otra, están en todo su derecho de formar una pareja como a ellos les dé la real gana y que deben ser respetados como se respeta a una pareja heteroxesual. Las preferencias sexuales de cada quien en ningún caso deben ser motivo de agresiones ni desprecios.

También tengo por demás claro, porque así lo demuestran, que cualquier pareja homoxesual y contrario a la opinión de este descerebrado de Serrano Limón, se pueden amar con la misma intensidad que una pareja heteroxesual.

A la voz de este atarantado se unen la de los jerarcas de la iglesia, quienes curiosamente no tienen pareja ni del mismo sexo ni del contrario. Pero... ¿Por qué debe ser legalizado el matrimonio entre homoxesuales?

La situación es por demás clara. Las parejas de homoxesuales deben tener los mismos derechos en todos los ámbitos que las de heteroxesuales. Es grave que si uno se enferma por ejemplo, no le sirva el seguro de su pareja y no pueda ser atendido si no cuenta con seguro propio o lo que es peor, que despu´pes de una vida de vivir juntos, al fallecimiento de uno el otro sea despojado de todo de lo que era de su pareja. Así pues es el matrimonio lo que puede poner fin a todo esto.

Por otro lado está la adopción, lo que más protestas ha generado. Aquí debo confesar que la situación la tengo más confusa.

¿Qué es mejor para un niño, criarse en un colegio huerfano o encontrar el amor de una pareja aunque sea homoxesual? Es lo que hay que pensar y tratar de ponerse en el caso del niño.

En lo personal pienso que no hay nada peor para un niño que criarse sin amor en un orfanato, por lo que tal vez, sea mucho mejor que se crie en un hogar que no necesariamente va a ver a un hombre como la mamá o a una mujer como al papá, si no que simplemente va a vivir una vida con amor y sobre todo con compañía, una compañía muy diferente a la que tiene en un orfanato en donde el amor personal brilla por su ausencia.

Pero claro, todos estos comesantos son incapaces de pensar nada que no sea lo que según ellos quiere Dios, aunque de seguro Dios a los que menos puede querer son a ellos, a los Serrano Limón, cardenal Rivera, Onésimo Cepeda, a la Marianita del PAN capitalino, para la que la palabra no tiene sentido y a toda la tribu de mochos que para desgracia de la humanidad polulan en el mundo.

Bien por la izquierda mexicana en la capital, que es la que ha sacado adelante estas mociones y los que sin tanto darse golpes de pecho, sí ven por el prójimo, como lo señalaba Jesucristo.

jueves, 3 de diciembre de 2009

IDIOTECES DEL CARDENAL




La noticia viene en el diario mexicano El Universal del 3 de diciembre del 2009 y menciona lo declarado por el Cardenal Javier Lozano Barragán, de 76 años de edad y mexicano para vergüenza de la clase intelectual mexicana.
Es dado ver con qué orgullo se celebra que un sacerdote Méxicano llegue a obstentar el título de cardenal, pero en verdad que mejor sería si fuesen de Estados Unidos y no nos harían pasar vergüenzas con tanta estupidez que son más propias de anormales que de una persona sensata.
Veamos lo que dice este descerebrado.
"Los transexuales y los homoxesuales jamás entrarán en el reino de los cielos, porque todo lo que va contra la naturaleza ofende a Dios, esto no lo digo yo, sino San Pablo".
Cabría preguntarse en primer lugar por qué los homoxesuales van contra la naturaleza. Tan natural es una vagina como un ano o un pene como una mano ¿O no? En cuanto a lo transexual, esto simplemente es en todo caso un error de la naturaleza y no significa en lo más mínimo que la persona vaya contra la naturaleza.
Por más cardenal que sea no creo que tenga la más mínima idea de lo que piensa Dios, es evidente que si el crea todo, está creando de igual manera a tranxesuales y homosexuales, por lo tanto es absurdo que los cree para luego no dejarles entrar en su "reino" y ante lo expuesto nada tiene que ver lo que dijo San Pablo con el tranxesualismo ni con el homoxesualismo.
Y sigue cargando con su ignorancia:
"No se nace homoxesual sino que se vuelve la persona por motivos de educación, por no haber desarrollado la propia identidad durante la etapa de la adolescencia"
Un poco embrollado el tal cardenal. Creo que si se debiese a educación no hubiese un sólo homoxesual en el mundo, pues de sobra es sabido la educación heteroxesual e incluso homofóbica que todos recibimos. Por otro lado dice que no se nace homoxesual si no que se vuelve la persona, por la misma lógica y hasta con mejores argumentos se podría decir que es al revés, no se nace heteroxesual sino que se vuelve la persona y sin duda hay más fuertes o cuando menos de igual magnitud, argumentos para demostrarlo. ¿Cuántos niños y niñas no habrán jugado a médicos con los de su mismo sexo sintiendo una desconocida excitación? Las cifras sin duda que son impresionantes y sin embargo al llegar a la pubertad son enteramente eteroxesuales ¿Será entonces que la educación homofóbica los cambie? Pues de ser así lo natural sería la homoxesual.
Nos sigue diciendo el cardenal:
"Tal vez no son culpables, pero actuando contra la dignidad del cuerpo, por supuesto que no entrarán en el Reino de los cielos. Todo aquello que consiste en ir contra la naturalaza y contra la dignidad del cuerpo ofende a Dios"
No sé que tenga que ver el que una persona disfrute su sexualidad con alguien de su mismo sexo para que esto vaya contra la dignidad del cuerpo ni contra ninguna otra. Cada quien hace lo que mejor le plazca con su cuerpo siempre y cuando respete a los demás y por lo tanto no va contra su dignidad, esto es tan absurdo como si decimos que el tener un pene pequeño es indigno y por lo tanto hay que cortarlo.
Sigue insistiendo en la naturaleza y yo quisiera saber si el señor ha tenido unas relaciones sexuales normales. Si las ha tenído es un cínico, puesto que se supone que debe ser casto y si no las ha tenido va contra la naturaleza, porque lo que es evidente es que los organos sexuales son para usarlos sexualmente y por lo tanto aquí tenemos a un cínico o a un individuo que va contra la naturalaza y por lo tanto no puede entrar en el Reino de Dios, porque Dios ni quiere cínicos ni quiere gente que vaya contra la naturaleza, según lo decía San Pablo.
A continuación y para seguir con su sarta de idioteces se mete con la pildora abortiva.
"Una pastilla que tiene efectos abortivos es un asesinato. La supresión de una vida humana es un crímen, un delito y eso merece un castigo. La vida Humana es sagrada e inviolable y nadie puede manipular a su antojo un don de Dios".
Lo más curioso de todo esto es que nunca se les oye a todos estos antiabortistas alzar la voz para condenar las guerras, para condenar la invasión de Estados Unidos a Irak por ejemplo, en donde mueren miles de personas por esta guerra. Es más, esta iglesia que se horroriza ante el aborto, en muchas guerras, como en la de España, han bendecido las armas que iban a asesinar a miles de seres humanos.
Al margen de esta hipocresía que nos muestra la iglesia, es absurdo por demás considerar asesinato a lo que ni tan siquiera es un embrión cuando se toma la pildora del día siguiente. En realidad a este cardenal y a su iglesia le trae mucho sin cuidado la muerte de los demás, como lo podemos ver en el ejemplo anterior, simplemente esto es una cabezonada y así lo demuestra el hecho de que por un lado están contra el aborto y por otro pretenden impedir que se use cualquier tipo de anticonceptivo como el condón, lo que impide un embarazo. Está por demás claro que lo único que le interesa a la iglesia y sus secuaces es que el mundo tenga relaciones sexuales como a ellos les da la gana, lo que es un soberana estupidez y ya se ha comentado en otros artículos de este blog.
Por otro lado si Dios es todo poderoso es evidente que si él no quisiera no hubiese abortos ¿O a poco una mujer que va a abortar si Dios no quiere que aborte lo hace?
Creo que estas personas deberían tratar de estar bien ellos con Dios sin meterse en las vidad de los demás y dejar de querer imponer sus estúpidas ideas.
"Los Gays no van al cielo". Es el título de la nota que saca El Universal y es muy posible que no porque ni haya un cielo a donde ir, salvo cuando se va en avión, pero es más seguro que el Cardenal Lozano no vaya al cielo por ir contra la naturaleza creada por Dios y encima pretender estar por encima de él.

lunes, 13 de abril de 2009

VIRGENES A LOS 30

Interesnate artìculo sobre la virginidad de la mujer a los treinta años que apareciò el dìa de ayer en El Universal.
Es curioso ver como el dìa de hoy se esconden el nombre como si ser virgenes serìa un crimen, cuando siempre ha sido o se ha tenido por tal, una virtud, segùn la iglesia, claro està.
Absurdo me parece por demàs que tanto se pueda admirar como ridiculizar tal estado, pues como lo venimos indicando, la sexualidad es o debe ser libre y cada quien la ejerce o se abstiene segùn sus necesidades.
Si estas mujeres estàn convencidas de que todavìa no les llega la hora de tener sexo, sea por el motivo que sea, es problema de ellas y muy respetable. Si es por creencias y ellas tienen ganas pero se abstienen, pues ellas se lo pierden; pero puede ser la abstinencia simplemente porque el cuerpo no se lo pida, que es lo normal, pues cuando lo pide no hay quien aguante la abstinencia, y en este caso sòlo queda decir una vez màs que estàn en su derecho de abstenerse.
Este es el caso de dos respetables damas que siguen virgenes depuès de los treinta y a las que hay que respetar por encima de todo, del mismo modo que todo aquel que se abstiene deberìa respetar a los promiscuos.
"Vírgenes a los 30Deciden ser castas hasta el matrimonio y desestiman críticas. Provienen de familias muy conservadoras
Blanco de burlas pero también de admiración, calificadas como fenómenos, mentirosas y “mochas”, Mariana y Beatriz están acostumbradas a responder “no me ha hecho falta” a las siempre recurrentes preguntas ¡¿Ni siquiera tienes por ahí algún consolador?, ¿No te masturbas?, ¿Cómo aguantas?!
Y no, Mariana y Beatriz no son laicas consagradas a la vida religiosa, sino mujeres profesionistas de 32 y 33 años, respectivamente, que han optado por ser vírgenes en una sociedad que, dicen, “ha desacreditado el amor y que no cree que a esa edad una persona no haya experimentado en su vida sexual, ni siquiera la masturbación”.
Pero Mariana y Beatriz forman parte de esos números mínimos. “Las estadísticas nos dicen que casi 99% de las personas de 25 años ya ha tenido relaciones sexuales, es decir una muy pequeña porción que sobrepasa esa edad hoy día tiende a mantenerse célibe”, dice el sicólogo Ricardo Trujillo.
Por separado y prefiriendo que su verdadera identidad sea encubierta, Mariana y Beatriz cuentan cómo el haber nacido en familias ultraconservadoras fue el motivo, en un principio, que las orilló a pensar en llegar vírgenes al matrimonio.
“Luego de mis 18 años la determinación fue por convicción. Sí he tenido oportunidades, incluso le agradezco a los novios que he tenido porque ninguno me ha presionado para eso, hemos terminado pero ha sido por otras causas”, dice Mariana.
Según la Encuesta Nacional de Juventud más reciente y dada a conocer en 2005, 48.7% del total de jóvenes de entre 15 y 19 años ya han iniciado su vida sexual, no obstante que se identifican adolescentes que a los 12 años ya han tenido su primera relación sexual.
“Es difícil que nosotros como seres humanos y naturales podamos ejercer nuestra sexualidad de manera plena y ser sanos porque no necesariamente una persona sexualmente activa es sana, sino hay que ver toda una serie de categorías socioculturales a su alrededor, en el mismo sentido una persona célibe no por sí misma es enferma social”, señala el especialista Ricardo Trujillo.
Mariana y Beatriz han decidido conservarse castas porque esperan tener su primera relación sexual con la persona indicada si no hasta el matrimonio, sí en la unión libre. ¿Pero cómo saber qué ese hombre será al que llaman afortunado?
“Tiene que ser alguien que me ame y me respete y por supuesto que esté en mi mismo nivel de valores, profesional y mentalmente y que lo principal para él no sea el tener una relación sexual sino un compromiso de vida”, dice Mariana.
Para Beatriz, además de su convicción de llegar virgen al matrimonio, el miedo a contraer alguna enfermedad de transmisión sexual ha sido determinante. Sabe también que los mitos de enfermedades, creados en torno a las mujeres que no han tenido relaciones sexuales antes de los 30 años, son falsos.
Los ginecólogos Mauricio Osorio Caballero, del Hospital Ángeles, y María Eugenia González Morales, del Hospital General, confirman que no existe una indicación médica que afecte o ayude a la salud de la mujer el tener relaciones sexuales antes de los 30 años.
Sin embargo, advierten que la libido de una mujer no es la misma después de los 30 años y que los tejidos de la vagina cambian de manera natural luego de los 34 años aproximadamente, debido a la disminución del nivel de estrógenos, lo que provoca una falta de elasticidad y poca lubricación.
Beatriz y Mariana reconocen que no tienen fecha límite en sus vidas para dejar de ser castas. Beatriz admite tener miedo a su primera penetración, Mariana no. Algunos sectores de la psicología social mexicana, comenta Trujillo, marcan a una persona con problemas para socializar o de autoestima si después de los 18 años no ha tenido contacto sexual. “Antes eras tachado de impuro o puro, pero hoy es tal la tolerancia que el ser virgen o no puede ser intrascendente”, dice.
El economista, sociólogo y demógrafo del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, Carlos Welti, subraya que la escolaridad es un factor de retraso de la edad a la primera relación sexual.
“Con el tiempo eres más exigente y no con cualquiera aceptaría perder mi virginidad”, señala Beatriz.
“Los hombres son insistentes, pero no pasa que de la caricia o el beso o ya cuando quieren rebasar la línea que he establecido los detengo y me preguntan a manera de chantaje ¿Qué te pasa?, ¿Qué no me quieres?, ¿Andas con otro?”, cuenta Beatriz.
“Una vez que nos liberamos en el sexo, pensamos que esa es la búsqueda de un mayor placer y una mayor salud, al mismo tiempo perdemos la capacidad de disfrutar porque tenemos tanto de todo que no podemos disfrutar lo poquito que accedemos en este sentido”, indica Trujillo y agrega:
“Se ha dado esta especie de liberalización, este discurso de que hay que tener una sexualidad activa en muchos planos, en muchos términos, hay un descrédito total a lo que es el fenómeno del amor y pocas veces se piensa ´me voy a esperar a la persona indicada´. Actualmente, basta que llegues a buscar en internet y te pongas de acuerdo con otra persona a la que no conoces y no te importa para tener sexo”.
Beatriz y Mariana rechazan la idea de vender su virginidad al mejor postor, como ocurre en sitios de internet donde se ofertan mujeres y hombres que pagan por tener relaciones con una mujer virgen.
Pero ni los ginecólogos le han creído a Mariana que es virgen: “Eso es típico y más cuando ya tienes 32 años, incluso hasta cuando vas al médico y te solicitan determinado estudio ginecológico y tu preguntas si es necesario, aún sin haber tenido relaciones sexuales, ellos con una cara de duda obviamente dicen ‘hoy no puede ser’”.
Mariana sabe que el tema de su virginidad se presta a que sus amigos cercanos a ella le digan: “A ver si es cierto que eres virgen, vamos a comprobarlo”.
Pero a esta edad, reconoce Mariana, esos comentarios ya no le afectan mínimamente. Reconoce, sin embargo, que no podrá ser exigente al preferir un compañero casto al igual que ella, pues sabe que a estas alturas es muy difícil que un hombre lo sea.
No obstante, se anima a reconocer: “Sinceramente me gustaría que me tocara alguien con experiencia”.